O tal vez, una rosa robada del rosal

 Frecuentemente la vida juega con nosotros,
 y somos marionetas que vuelan al azar;
o tal vez una rosa robada del rosal.
 También somos la bimba para jugar rayuela,
 tal vez aquella diosa que desde el pedestal
 esparce nuestros nombres cual hojas de cristal,
 sobre bellos corceles que no calzan espuela.

Se impone imprescindible la cotidianidad
 de analizar con calma, tras ver, y retomar
 verdades que la vida presenta ante los ojos.
 A veces encontramos sorpresivos recodos,
 sinuosos y adustos, pero llenos de beldad;
 solo somos cometas a lomos de un antojo
 solo somos poetas que arañan la verdad.
 Pido poco a la vida, no soy muy exigente,
 más reverencio siempre tu amor y tu amistad.
Duna

*
Safe Creative #1201300997246
*
Ir a descargar
déjate llevar…

19 comentarios sobre “O tal vez, una rosa robada del rosal

  1. Aunque puedas rodar, como las hojas secas,sin dirección y presa de los vientos, del agrsivo azar, que duela el alma libre, que goce el pie mundano, mas toma de la mano la ofrenda de amistad…Bello traje, el de este poema, Duna, siempre gracias…

  2. La cotidianidad mata como pequeñas punzadas de agujas que finalmente nos van desangrando.

    Debemos vivir en base a nuestros sueños, tanto que el “destino” se detenga a mirarnos pasar, enfurecido.

    Un abrazo grande!

Deja un comentario