Llegó el final

Queridos amigos, han sido años de compartir con vosotros mi alma al desnudo.
Quiero aclarar algo, que muchísimas personas confundieron, mi nombre. Duna al Desnudo significó, siempre, que expongo mi alma tal como es, sin ambages, sin disfraces, sino al desnudo, tal cual siento. Pero la mayoría lo interpretó como desnudo físico, erotismo, sensualidad…. y no era así. Pero, no tiene importancia.
He pasado tiempo sin publicar mis letras. He estado leyendo a los «poetas buenos», esos considerados grandes, y aquellos que a mí me encantan, y he llegado a rechazar casi todo lo que leo por ahí. Ya no soporto lo que leo en los foros de poesía, blogs , etc….. Se me ha quedado pequeña la mala poesía, o tal vez yo he crecido.
He perdido el interés en comunicar mi estado, o sensaciones. No le encuentro sentido.
Por supuesto sigo escribiendo. No concibo mi vida sin letras, pero siento que no necesito compartir mi alma con personas más allá de los que tengo a mi lado.

Ha sido un verdadero placer tener amigos, y compañeros de letras que muchas veces me han motivado y ayudado. Tal vez, algún día vuelva a este camino. De momento me despido con el beso más apasionado que hayáis recibido.

Gracias a todos.

Duna.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: