El Contrincante

  1. Me ha dicho:

    “No soy tu contrincante, 
    soy el equilibrio que tiembla bajo tus pies”.
    (Lo es, aunque no se lo diré).


    Él ha escuchado silbar balas en sus oídos,
    ha sentido el látigo en su costado, 
    y siente mi alma en sus manos.
    ¿A qué huele la guerra?, le pregunto,
    y se queda pensando:
    Dios es aire desangrado, saltos, 
    hospitales, corredores blancos, y 
    momentos descerebrados;
    ojos ateridos, terrenos baldíos,
    fuego, pólvora, caminos despoblados.
    Dios muere en la monotonía de la vida.
    Dios es asalto.

    Me habla del vacío de la guerra
    cuando me habla de pleno amor,
    como raíz a la tierra.
    Duna
    *

    Safe Creative #1206301889231
déjate llevar…

11 comentarios sobre “El Contrincante

  1. Este es uno de los poemas más profundos, hermosos y mejor logrados que te he leído; con un enfoque filosófico sobre la existencia de Dios, el sentido de la guerra y la vitalidad del amor como raíz que nos fija a la tierra.
    Te aplaudo con frenesí!!!

  2. Se existe Deus, Ele dotou-nos do livre arbítrio. De contrário, tinha construido o paraíso…
    Magnífico poema, gostei muito.
    Duna, minha querida amiga, tem um bom fim de semana.
    Beijo.

    PS: estive muito tempo sem vir cá, mas não me esqueço de ti…

  3. Nuestra lucha en los dos bandos siempre es para equilibrar. El dios que soy sin metáforas literales es de asalto, ofensivo, activo, y defensivo si impuesto el hábito, la monocroma vista. Reunión de todos los contrincantes en todas las preguntas.

    Besos Duna

Deja un comentario