Luna

No hay recodo sin perfume antiguo
cuando de soñar se trata.
Solísima la calle que nos conocía,
enviudó cuando te marchaste.
 
¿O me marché yo?.
 
Cuando el pájaro alzó el vuelo mortal
sin saber como aterrizar,
todo comenzó a fluir,
en un arroyo de inmunda soledad.
 
La cordura bajó la cremallera de la noche,
y soltó lastre en la boca de la luna,
que cual dama de noche fecunda,
escondió sus vergüenzas en tus sienes.
Y el niño murió
sobre la dulzura de la duna.
Duna.
 
*Safe Creative #1103098668073
déjate llevar…

18 comentarios sobre “Luna

  1. “La cordura bajó la cremallera de la noche”
    Si eso lo hace la cordura, no quiero saber hasta donde llega la locura.
    Hermosos versos, querida Duna.
    Un abrazo fuerte.
    Leo

Deja un comentario