Sahara.

He celebrado todas las fiestas a tu nombre:
bacanales eternas, carnavales con disfraces,
Navidades a deshora, un aniversario,
y desnudos construidos con mi sangre.
He atribuido todos los poderes, 
todas las glorias a tus letras:
la omnipotencia sobre mis versos,
sobre mi pensamiento obnubilado;
y sobre mis poemas locos
también han mandado.
Te he otorgado la omnipresencia,
en tiempo presente y pasado.
Ya es hora de celebrarlo todo,
todo,
todo lo no logrado.
Ya toca hacer corpóreo el milagro.
Volarlo todo,
 ejecutar el viejo embrujo
y regresar el deseo antepasado.
Duna.
Safe Creative #1403280442338
déjate llevar…

Poema de la urgencia.

A los amorosos les urge la lluvia.
Les apremia la espiral hacia la nada.
Les compele lloverse,
volarse,
licuarse,
morir.

La voz,
en ese instante, se hace agua
y se lanza la huella desesperada
en busca de un pedazo de rostro
que llevarse a la boca para vivir.
Una parte complementaria
viene ataviada de sigilo.

Desesperadas,
las gotas se anuncian, se retrasan, se liberan
rebeldes y presas de una premura dilatada.
Llegan en vilo.
La sensación de nada signa con presagios.

No se necesita enlazar manos
rozar el pecho, ni morder la boca.
Las ansias,
se esfuman, evaporan, y regresan altas,
como altas olas.

Como último paso de la liturgia,
como milagro provocado,
comienza la lluvia.

Duna

Safe Creative #1402130136908

déjate llevar…

Hablo de ti.


Cual pedazo de pan a pique, la isla
de tus ojos;  vapores emergentes
de tu sueño, tus palabra;. Tus manos
en el paisaje, de azulísimo gris,
poniendo un sol de naranja tostada.

Semejando un aguafuerte nativo,
asoma a tus mejillas, siempre, el niño
de leche, despidiendo algún pájaro
a sabiendas del cíclico devenir.

La mañana sin noche deshilando
la puntilla de tu pena. Tu risa
despliega la vela del verano.

Tu silencio, sopor, humo, calor,
conjuga la paciencia con el té.

Yo a tu lado, saciando tiempo y sed.

Duna
Safe Creative #1402060045639

déjate llevar…