ab aeterno

Sí, yo sé que me temiste,
y te asombró ver que vi.

Sé que sabes
que siempre supe
que todo sabías;

pese a las orillas,
pese a todo,
violando distancias.

¡Hombre de poca fe!
¿Acaso no te dije todo?
¿No te lo demostré?
¿No te lo hice sentir?

Poseías la certeza,
y aún así, la anhelabas y temías
a partes iguales.

Otros nos llamaban locos,
pero nosotros siempre supimos.

En nuestras circunstancias,
y en el no tiempo,
se siente y presiente.

Desabróchate de temores,
porque voy llegando,
pastoreados tus pasos
por mi desvelo.

Abro mis manos,
me desplazo en vuelo raso
hasta tus ojos cerrados,
comenzando y acabándote
en mí.

¿Me esperas allí?

Duna.

Safe Creative #1312019481169

déjate llevar…

Deja un comentario