El vértigo suspendido en tus dedos.

Esa cruz que asciende por mi espalda
con tus brazos crucificando mi aire,
el látigo de muerte,vida, y desaire
que somete y atiza cruel mi calma.

Amalgama de sangre y flujo universal
en el bosque de húmedos silencios, 
en las tapias de floresta y de cristal.
El horizonte que delinea tu cuerpo, 
me instiga a deslizarme más y más
hacia el vértigo suspendido en tus dedos
en que la furia alcanza a resbalar.
Tu boca sabe a madera y en fresa estalla
cual verso enardecido que el folio sostuviera.

Los gemidos nos llaman, cuajan como bayas,
y las caricias disparan por doquier en la trinchera.

De la nada resurgen dos voces paralelas,
y se reanuda la batalla bajo la cadera.
Duna
*
*
Safe Creative #1109300173496
*
Photobucket
déjate llevar…

11 comentarios sobre “El vértigo suspendido en tus dedos.

  1. metaforas bien consatruidas y a la vez sorprendentes” tu bosa sab e a madera”
    Sertir el vértigo suspendido de los dedos, ¡La pasión se escapa!, desbordan tus gemidos las palabras y deslizas sutil erotismo en el amor.

    ¡Hermoso.!
    buen fin de semana!,
    Un beso

  2. Hola.
    Un poema muy sensual, me he encontrado hoy… como la mayoría de los que te he leído.

    Me gusta y la verdad es que me encantó ese ultimo verso…!!!

    “Se reanuda la batalla bajo la cadera”

    Excelente.

    Saludos.
    Cristofer.

  3. ¡Qué maravilla, Duna! Tus versos son arrolladores y arrulladores…

    Vine a conocerte gracias a Paco y me encontré con un cálido espacio, bellísimos poemas y una música genial que me acompañó en esta visita.
    Un beso grande y volveré, sin dudas.

Deja un comentario